Contexto

En la actualidad, la resistencia a los anticoagulantes está establecida en poblaciones de ratas y ratones en muchos países. De hecho, en algunos países europeos hay presentes diferentes mutaciones de resistencia (SNP) en ambas especies y en ocasiones están ampliamente distribuidas (véase también Mapas de Resistencia). Esto significa que quienes llevan a cabo la gestión de plagas de roedores en estos países con frecuencia se encuentran con plagas de roedores resistentes en algunas zonas, y deben contolarlas eficazmente. Sólo si esto se hace de forma exhaustiva, y con la participación de una elevada proporción de profesionales, podrá frenarse la propagación de la resistencia. Por el contrario, si no se afronta de esta manera, la resistencia seguirá propagándose y se hará más severa.

Es importante señalar que la resistencia de la rata de las alcantarillas, en la mayoría de los casos, está restringida a determinadas zonas o focos de resistencia, donde hay una alta probabilidad de que haya ratas de una determinada cepa resistente; en particular en hábitats donde estas ratas se han adaptado, por ejemplo, a determinados sistemas agrícolas. En algunos países, estas zonas de resistencia son bien conocidas (véase también Ensayos de resistencia y Mapas de Resistencia). En contraste, la aparición de cepas resistentes de ratones comunes no está vinculada a zonas conocidas. En la mayoría de los casos conocidos hasta la fecha, la distribución de una cepa resistente de ratón común está relacionada con el transporte de mercancías, y con el historial del control en las instalaciones correspondientes. Por lo tanto, las opciones para evaluar la probabilidad de la presencia de ratones resistentes se limitan básicamente a la realización de ensayos de resistencia.

Las acciones más importantes que deben adoptarse en los focos de resistencia para prevenir su propagación son:

  1. El cese del uso de anticoagulantes a los que se ha presentado resistencia y
  2. la aplicación de intervenciones eficaces de control alternativo, incluida la aplicación de anticoagulantes para los que no se ha generado resistencia.